A buscar soluciones… no culpables

solutions

Si bien la economía colombiana presenta muchos desafíos, lo que no se puede perder es las ganas de salir a delante y de transformar los momentos difíciles en esperanza y prosperidad.

Sin duda el fenómeno del niño, que parece interminable, no sólo está afectando al medio ambiente, también a la economía. Pareciera inminente el racionamiento de energía por culpa de este fenómeno, también que con ello volvamos a pensar a levantarnos una hora más temprano, si por cuenta del ahorro de energía adelantemos una hora en nuestros relojes, como ocurrió en otrora. Aunado a esto, las sequías están pasándonos la factura en la canasta familiar. Por un lado, escases de productos básicos y por otro, el colateral que esto genera para la inflación. La solución en este aspecto es quizá la innovación en la producción agrícola y pecuaria en la que se maximice el consumo del preciado líquido por un lado. En materia energética la diversificación en las fuentes de generación.

Fuente: El Espectador

Ir a la noticia