Emprender, ¿una palabra de gente grande?

Manuela Guzmán Vivas, hija de Liliana Vivas, gerente de EY, es una pequeña emprendedora que logró hacer un proyecto social orientado a las madres comunitarias de Suba.

Manuela Guzmán y Juliana Moreno
Manuela Guzmán y Juliana Moreno

Emprender puede sonar como una palabra para gente grande; significa tener una idea, fijarse una meta, planear una ruta con las acciones a seguir, aguantar decepciones y fracasos, trabajar incansablemente, formar equipos responsables y muchas cosas más que pareciera que solo los Branson, Gates, Jobs o Zuckerberg; o a nivel nacional empresas como Totto, Bodytech, Sempertex, entre otras; pudieran lograr. Sin embargo, a veces se olvida que ellos también empezaron con lo que, a lo mejor, usted ya tiene: una idea en la cabeza.

Manuela Guzmán Vivas es una niña de 11 años que tuvo una idea y la puso en marcha. En términos de gente grande, Manuela emprendió un proyecto social que se enfocaba en apoyar a las madres comunitarias de la Asociación Casablanca, San Francisco y Otros, en la localidad de Suba, mediante talleres que les ayudaran en su evolución hacia una labor más coordinada y sostenible para beneficio de ellas y de los niños que atienden.

¿Cómo se le ocurrió? Se preguntarán muchos; las respuestas a las preguntas más difíciles a veces se pueden encontrar en las cosas más sencillas, en este caso la televisión fue la clave. Manuela se enteró de que una cadena internacional de contenido infantil había creado un concurso que invitaba a presentar un proyecto social enfocado a los niños y que cumpliera con ciertos estándares, para aportar los recursos para llevarlo a cabo. Esta idea la compartió con su mamá, Liliana Vivas, gerente de asesoría en EY Colombia.

Liliana menciona cómo inició todo el proyecto: “cuando estábamos de vacaciones me di cuenta de que el tema era en serio, entonces empezamos a montar la idea, la estructuramos y la mandamos al canal. Luego de esperar varios meses llegó la respuesta de ellos diciéndole a la niña que lastimosamente el proyecto no era viable, que ameritaba muchos gastos, que el tema de los refrigerios era complicado, pero que la invitaban a seguir adelante. Pero ella, antes que desmotivarse o entristecerse, lo tomó como un reto para ella”.

Manuela no se quedó quieta con su proyecto pese a la negativa inicial. Buscó apoyo en su colegio. el Liceo Boston de Bogotá, presentó la idea y convenció a las directivas de apoyarla. Por su parte, Liliana gestionó la idea en EY con el área de Responsabilidad Social, y de esa suma de voluntades nació el programa Formando Madres.

Juliana Moreno, amiga y compañera de curso de Manuela, se contagió de esta idea de apoyar a las madres comunitarias y acompañó a su amiga durante el proyecto, lo tomó como propio, hablaron en el colegio, con las madres comunitarias, se empoderó como Manuela y estuvieron juntas en todas las sesiones del programa.

“Me gusta mucho ayudar, me gusta hacer campañas. Ellas se están llevando algo que enseñarle a los niños, una nueva forma de ver las cosas”. Asegura la pequeña emprendedora.

Ayudándolas a ayudar

El Liceo Boston está ubicado en otra Bogotá, la que aún conserva el verde de los árboles y el aire limpio, lejos del estruendoso corre-corre capitalino. A este colegio de las colinas de Suba llegaban todos los sábados a las ocho de la mañana entre 19 y 20 de las 23 madres comunitarias que cuidan, enseñan y orientan a más de 320 niños de la zona con el fin de aprender habilidades para su vida personal y métodos que les ayudasen para facilitar su día a día fuera y para orientar mejor las diferentes actividades.

Charlas sobre el manejo eficiente del dinero, generación de ingresos, imagen personal, entre otras, fueron dirigidas por colaboradores de EY, que, mediante ejemplos y explicaciones muy cercanas a ellas, lograron compartir su conocimiento y experiencia en los temas que dominan, e investigar aquellos que no les resultan tan familiares.

Pedro Gutiérrez, profesional de impuestos, fue uno de los expositores y resalta la importancia de los conocimientos que EY le brindó a estas madres: “con las presentaciones, nosotros podemos suplir información básica financiera. Lo importante es que reforcemos el mensaje de que ellas mismas se están ayudando, que están contribuyendo con la sociedad y que sepan que no están solas, porque es muy alentador que ellas sepan que mientras están ayudando a los niños hay gente que les ayuda a ellas”.

Después de casi tres meses de charlas, la actividad final estuvo a cargo de Conchita Jaimes, quien lleva una exitosa carrera de más de 30 años en la Firma “superando barreras”, así logró llegar a ser socia. Ella compartió su testimonio de vida con estas madres para cerrar el taller dejándoles el mensaje de que lo que se propongan lo pueden lograr con disciplina, trabajo duro y metas claras. Una vez terminada la charla, las graduandas, muy elegantes, pasaron al aula máxima a recibir su diploma..

Las madres comunitarias de la Asociación Casablanca, San Francisco y Otros recibieron su diploma por haber completado con éxito el Programa Formando Madres
Las madres comunitarias de la Asociación Casablanca, San Francisco y Otros recibieron su diploma por haber completado con éxito el Programa Formando Madres

Estas mujeres tienen un corazón tan grande que no solo alcanza para cuidar y querer a los niños de otros, sino que logran plasmar en palabras todo el agradecimiento que tienen por el programa de formación y por el equipo de trabajo. En su discurso de cierre, Nancy Moreno, líder de las madres de la Asociación, mencionó: “la mayoría de nosotras hemos recibido muchas capacitaciones, pero en ninguna de ellas nos habíamos sentido tan importantes y tan especiales como ustedes los capacitadores y los organizadores nos hicieron sentir a cada una de nosotras”. 

Manuela tuvo una idea, fijó su meta, trazó un plan para lograrla, superó fracasos y dificultades, trabajó arduamente, y juntó a un equipo que la ayudó, logró empoderar a estas mujeres, que hoy son un cimiento de los niños de su zona. Así, Manuela nos demuestra que emprender no es solo cosa de grandes.

El pase de diapositivas requiere JavaScript.