“Recién se firme el acuerdo de paz en La Habana, empieza el verdadero reto para el país”

En un escenario de posible posconflicto todos los colombianos tendremos un rol que jugar. ¿Cuál debe ser el papel del sector privado en este proceso para lograr un proceso sostenible, responsable y transparente? 

bla-01

El país está atravesando importantes cambios y uno de los más importantes es la firma del acuerdo de paz. Como parte del sector privado, EY ha trabajado de la mano de muchos gobiernos con el fin de desarrollar sus patrones de trabajo con miras a superar su estatus y mejorar los indicadores de productividad, eficiencia, competitividad, entre otros, que permiten una interacción con los mercados internos y externos.

Libardo Bueno, Socio líder del sector de Gobierno y Sector Público de EY Colombia, comenta al respecto que “recién se firme el acuerdo de paz en La Habana, empieza el verdadero reto para el país. El gran desafío es que las acciones que se emprendan sean sostenibles en el tiempo, porque en el fervor de la primera etapa, luego del acuerdo, habrá mucho interés de la comunidad internacional, de la banca multilateral, del propio gobierno, del sector privado, de las comunidades, entre otros, por desarrollar elementos que permitan que la violencia no regrese, especialmente en las regiones”.

El país tiene una enorme deuda social con las regiones. Las grandes ciudades han sido los focos de desarrollo y de crecimiento. Este paradigma debe cambiar porque el mercado y las oportunidades están a lo largo y ancho del país. Por lo tanto, se requiere de esfuerzos y recursos para impulsar la inversión en proyectos productivos en las regiones, proyecto en los que confluyan temas sociales, de infraestructura, educación, salud, saneamiento básico, entre otros. “Ese es fundamentalmente el papel de los privados, pensar de una manera positiva en cuál es la oportunidad y cómo pueden hacer empresa en este nuevo país”, afirma Bueno.

Para llevar a cabo un postconflicto sostenible, el ejecutivo de EY puntualiza cinco actividades fundamentales que el Gobierno debe llevar a cabo:

  1. Desplegar herramientas y mecanismos técnicos: que permitan priorizar el uso de los recursos en las diferentes regiones, para evitar que las decisiones se vuelvan enteramente políticas. El gobierno debe tener una herramienta automatizada que permita definir — mediante diferentes criterios y variables, tanto económicas como sociales— el foco que va a tener cada una de las regiones donde será más perceptible el proceso de posconflicto.
  1. Repensar la institucionalidad: para desarrollar las regiones en un modelo de posconflicto, se deben plantear cuáles son las instituciones que deben existir allí. Por ejemplo; establecer responsabilidades y roles a desempeñar; analizar la conveniencia de centros de servicio donde se concentren las habilidades de evaluación de proyectos, se atiendan las solicitudes de nuevos proyectos productivos, se resuelvan los temas de licencias —ambientales, económicas, de tierras, entre otros— que con la institucionalidad actual no se resuelven de forma expedita.
  1. La estructuración de proyectos productivos: es fundamental y el sector privado tiene un papel importante en este escenario dada su experiencia, recursos y conocimientos. De la mano del Gobierno se puede asegurar la institucionalidad y el despliegue los mecanismos y el acompañamiento que se requiere para estructurar los proyectos de desarrollo para las empresas y para la comunidad.
  1. La supervisión de la ejecución de los proyectos que se definan: pues en el país se formulan grandes proyectos pero la ejecución no es óptima. El gobierno debe buscar ayuda, aseguramiento y supervisión para que los proyectos que se vayan desarrollar se gestionen adecuadamente para tratar de cerrarle el paso a la corrupción. En esta medida, “el tema de transparencia es muy importante porque, según recientes estudios que ha hecho la firma, la corrupción es quizás el peor de los males a los que nos enfrentamos, y naturalmente el hecho de que haya necesidades y recursos para satisfacerlas, también genera un interés en los corruptos por tratar de hacerse con estos recursos
  1. La gestión de las comunidades: tener una visión clara de las fuerzas de poder de las diferentes comunidades para involucrarlos en su propio desarrollo y lograr que los proyectos tengan sentido para la comunidad. “De igual forma para que la comunidad entienda que el modelo no es asistencialista, sino que es un modelo de desarrollo, de progreso; sin embargo, hay que entender a las comunidades antes de que todo esto pase. Hay que hacer un esfuerzo en mapear esas comunidades, hacer un manejo de cambio apropiado, lo que viene ahora es un un nuevo país y, como en cualquier proyecto, hay que gestionarlo, afirma Libardo Bueno.

Cuando se llegue a la etapa de postconflicto, ese será el mejor momento para que el país desarrolle todo el potencial. “La violencia que se ha incubado por tantos años, se ha originado por un tremendo desequilibrio en el desarrollo social. Ahora, que estamos empezando una nueva etapa de vida del país, la paz verdadera se dará solamente en la medida en que saldemos esa deuda social con las regiones, en que realmente haya proyectos productivos, porque alrededor de estos se van a desarrollar los temas sociales, como las escuelas, las clínicas, la infraestructura, etc”, concluye Socio Líder Sector Gobierno y Sector Público de EY Colombia.

Libardo Bueno
Socio líder sector de Gobierno y sector público
libardo.bueno@co.ey.com