La Corte Suprema de Justicia ratifica la jurisprudencia sobre unidad de empresa

lawnewsletter

 

El pasado 11 de mayo de 2016, la Sala de Casación Laboral de la Corte Suprema de Justicia profirió la Sentencia No. 43680, en virtud de la cual ratificó la jurisprudencia de esta Corporación en relación con los requisitos para la configuración de la unidad de empresa.

La sentencia analiza si entre dos sociedades, respecto de las cuales la Superintendencia de Sociedades declaró la existencia de un grupo empresarial, se configura unidad de empresa y si, por tanto, son solidariamente responsables por las obligaciones laborales de una de ellas.

En la Sentencia comentada, la Corte concluyó que no siempre que exista un grupo empresarial existirá unidad de empresa, ya que para que se configure la segunda, es necesario (i) una relación de dependencia económica que requiere una participación accionaria y control financiero y administrativo común y recíproco entre las sociedades, y (ii) que las sociedades desarrollen actividades similares, conexas o complementarias.  En relación con el primer requisito, la Corte reiteró que debe existir una matriz que derive su control de un predominio económico, para lo cual se requiere que ésta posea más del 50% del capital, directa o indirectamente[1].

Finalmente, conservando la línea jurisprudencial sobre el tema, la Corte casa la sentencia por no demostrarse que las dos sociedades actuaban como una sola empresa, con una unidad de explotación económica común, toda vez que las pruebas analizadas no dan cuenta que el control que ejercía la matriz fuera un control accionario, equivalente al 50% del capital, directa o indirectamente. Así pues, aunque existía un grupo empresarial, el control ejercido por la matriz no daba lugar a unidad de empresa para efectos laborales.

[1] Confrontar: Corte Suprema de Justicia. Sentencia del 8 marzo de 1994 (radicados acumulados 5933 y 5934).

 

Histórico de Law Newsletter