Y usted, ¿está preparado para un ciberataque?

cibseg

¿Hacia a dónde estarán dirigidos los ojos de los cibercriminales esta vez? Panama Papers ha sido el caso de robo de información más grande en la historia pero de  seguro no será el último. Nuestros expertos le explican qué pasó en la siguiente infografía.

Panama Papers puso en evidencia que la ciberseguridad es un tema que requiere de planeación y actualización adaptada a cada contexto y usted, ¿está listo para afrontar un ciberataque?

Infografía - Ciberseguridad vulnerada-01

Los criminales cibernéticos no van a esperar a que la Junta Directiva y los responsables de la gestión de la ciberseguridad logren un consenso en cuanto a los protocolos de protección y respuesta a ciberataques. Por eso ahora es el momento diseñar y poner en marcha un modelo de defensa proactiva que proteja la información de los clientes, los empleados y del negocio.

Si bien algunos miembros de la Alta Dirección de las compañías ya sean conscientes de la importancia de prepararse para afrontar ataques cibernéticos, la gran dificultad radica en lograr un acuerdo para establecer la forma en la que se va a abordar este asunto.

Basta con tener una conversación con algunas empresas para identificar que, frecuentemente, a la pregunta: “¿están listos para afrontar un ciberataque?”, responden señalando que no pueden darse el lujo de invertir más dinero en la ciberseguridad, así lo revela la Encuesta Global de Seguridad de EY.

¿No puede darse el lujo de fortalecer la gestión de ciberseguridad pero si puede darse el lujo de sufrir un ataque de ciberdelincuentes sin poder mitigar las consecuencias?

 

¿Quiénes son los hackers?

Los hackers no son un grupo homogéneo. La amenaza ya no está concentrada en adolescentes que se planteaban el desafío de vulnerar los sistemas de las empresas sólo para presumir de sus habilidades al frente de un computador conectado a internet. Ahora son grupos de criminales organizados que optan por el ciberespacio para hacerse dueños de lo ajeno. Dentro de sus objetivos están el robo de datos y las grandes operaciones de estafa, cuyo alcance trasciende incluso las fronteras de la empresa para también afectar la integridad moral de las personas que la componen.

Hoy en día los ciberdelincuentes han llegado incluso a usar técnicas avanzadas, como por ejemplo la “distorsión de voz” para imitar a los ejecutivos y engañar a los empleados buscando hacer transferencias de dinero. Por esta razón, las empresas necesitan defensas sofisticadas y programas de protección estructurados que respondan a las amenazas actuales del entorno.

 

Cada vez que una nueva historia se divulga en los medios de comunicación, los ciudadanos sentimos el temor de que nuestro dinero sea robado, lo cual se refuerza al saber que las empresas con las que interactuamos no están preparadas para enfrentar este escenario. Por ello, la responsabilidad social como empresa, como ejecutivo que toma decisiones, como miembro de una junta directiva es establecer las condiciones para que el entorno cibernético sea cada vez más seguro, con el fin de proteger no sólo la información de la empresa, sino también a los clientes, proveedores, empleados y demás actores que intervienen en la operación del negocio.