Estabilidad laboral reforzada para trabajadores próximos a pensionarse y padres durante el periodo de gestación y licencia de maternidad

lawnewsletter

El 16 de noviembre de 2016 la Corte Constitucional profirió la Sentencia T-638 de 2016 en virtud de la cual se establecen condiciones especiales de protección a trabajadores próximos a pensionarse. Así mismo, el 18 de enero de 2017, la
misma Corporación se pronunció mediante la Sentencia C-005 de 2017, sobre la prohibición del despido de los trabajadores hombres, mientras sus parejas se encuentren embarazadas o en licencia de maternidad y lactancia.

I. Estabilidad laboral reforzada para trabajadores próximos a pensionarse (Sentencia T-638 de 2016)

La Corte Constitucional, por medio de la Sentencia T-638 de 2016 concluyó que se vulneran los derechos fundamentales de una persona que se encuentra a menos de un año de cumplir con los requisitos para acceder a la pensión de vejez,
al ser despedido sin justa causa de su trabajo.

Para el caso de los servidores públicos, la estabilidad laboral reforzada aplica cuando se encuentran a menos de tres años de cumplir con las exigencias para beneficiarse de la pensión de vejez. De esta manera, para la Corte, resulta
desproporcionado y desigual el dejar de proteger con el mismo derecho a trabajadores del sector privado.

Concluye la Corte que la misma estabilidad reforzada de la que gozan los servidores públicos debe hacerse extensiva a los trabajadores del sector privado.

II. Estabilidad laboral reforzada para padres durante el periodo de embarazo o lactancia

El pasado 18 de enero, la Corte Constitucional declaró la exequibilidad condicionada del numeral 1 del artículo 239 y del numeral 1 del artículo 240 del Decreto Ley 2663 de 1950 mediante la Sentencia C-005 de 2017, extendiendo así la estabilidad laboral reforzada de la que gozan las mujeres trabajadoras en estado de embarazo o lactancia, a los trabajadores tengan condición de cónyuges, compañeros permanentes o a la pareja de la mujer en estado de embarazo o lactancia. La condición para que la protección opere es que la mujer embarazada o en periodo de lactancia, sea beneficiaria y dependa económicamente de su cónyuge, compañero permanente o pareja.

La Corte soporta su decisión en la igualdad de las mujeres trabajadoras y no trabajadoras con el fin de evitar cualquier tipo de discriminación. Los Magistrados que salvaron su voto fundamentaron su postura en que la protección ha debido ser otorgada por el legislador y en que existen de otros medios alternativos de protección, como el subsidio de desempleo.

 

Histórico de Law Newsletter