La minería debe mejorar su productividad. Tendencias del sector a nivel global

Los expertos de EY advierten la necesidad de cambiar modelos establecidos en este sector para lograr una mejor integración de sus procesos.

Si bien es cierto que el sector minero ha hecho progresos significativos en torno a la reducción de costos y la eficiencia laboral el rendimiento de los activos continúa retrasado. Una investigación de la firma global EY determinó que el este sector presenta pérdidas de productividad, a nivel global, cercanas al 20%. El análisis sugiere que existe una brecha de integración entre la mina, la planta de producción, el mantenimiento y la cadena de suministro; y eso está causando gran parte del problema.

¿Cómo se debe preparar la mina del mañana hoy en día para pasar al siguiente nivel de ganancias y productividad? El informe de la compañía plantea recomendaciones para que las empresas mineras y de metales busquen otros sectores como la manufactura para ejercer prácticas líderes.

Al respecto, Paul Mitchell, Global Mining & Metals Advisory Leader de EY, indicó que “resolver la brecha de integración requiere que los empresarios del sector adopten una mentalidad de fabricación. Reconocemos que factores como la diversidad geográfica, el conocimiento del mineral y, a veces, el clima, hace difícil para ellos controlar la variabilidad y adoptar prácticas desarrolladas por las empresas manufactureras, pero creemos que esta variable puede ser manejada mediante la adopción de un modelo de proceso integrado al negocio, alineando las inversiones digitales con los resultados de productividad e incorporando una cultura de pérdida cero en la organización, apoyada por un fuerte liderazgo y compromiso de los empleados”.

Además, el estudio destaca la necesidad de una mirada de proceso integrado de mercado a minas para asegurar que cada elemento del negocio, desde el recurso en el suelo hasta el producto entregado a los clientes, se optimice como un sistema empresarial.

Los gerentes senior de minas y ejecutivos entrevistados para el informe, coincidieron en que este enfoque ayudaría a reducir la complejidad. Hasta la fecha, se ha implementado una orientación a los procesos de back office pero no para funciones de servicio tales como gestión de activos o marketing, o actividades centrales como la elaboración de minas o el procesamiento de minerales.

Para finalizar, Mitchell agregó que “los sistemas de proceso permiten a las compañías ser más ágiles y, con esto, manejar mejor la variabilidad del mercado a la mina. Esto es especialmente importante en el mercado actual donde las compañías mineras se enfrentan a la difícil tarea de responder rápida y eficazmente a las condiciones volátiles del mercado”.