Trabajadores en situación de discapacidad pueden ser despedidos con justa causa y sin autorización del Ministerio del Trabajo

Descargue: Law Alert – Despido con justa causa para trabajadores en situación de discapacidad sin autorización del Ministerio del Trabajo

La Corte Suprema de Justicia, mediante Sentencia SL-1360 del 11 de abril de 2018, aclaró que no es necesaria la autorización del Ministerio del Trabajo para desvincular a un trabajador en situación de discapacidad, siempre y cuando se configure una justa causa de terminación.

Al respecto, señaló que el artículo 26° de la Ley 361 de 1997 no prohíbe el despido de trabajadores en situación de discapacidad, sino el que dicha terminación esté motivada en su limitación. De esta manera, la Corte reitera la garantía especial que existe en favor de los trabajadores con discapacidad y hace énfasis en los siguientes puntos:

1.  La prohibición de despido de trabajadores en situación de discapacidad aplica cuando éste se encuentra soportado en razones discriminatorias, por lo que la terminación con justa causa es legítima y no requiere autorización previa del Ministerio del Trabajo. “(…) la estabilidad laboral reforzada no es un derecho a permanecer a perpetuidad en el empleo, sino el derecho a seguir en él hasta cuando exista una causa objetiva que conduzca a su retiro (…)”.

2. La terminación del contrato podrá ser controvertida por el trabajador ante la justicia laboral y solo tendrá que demostrar su discapacidad para que se presuma que el despido fue motivado en un acto discriminatorio, debiendo el empleador acreditar la ocurrencia de la justa causa.

3. De no comprobarse la justa causa procederá el reintegro junto con el pago de los salarios, y prestaciones dejados de percibir, así como la sanción de 180 días de salario establecida en el artículo 26 de la Ley 361 de 1997.

4. La autorización del Ministerio del Trabajo es necesaria cuando las actividades laborales a cargo del trabajador en situación de discapacidad sean incompatibles e insuperables en su posición u otra existente en la empresa, caso en el cual puede terminarse la relación con el pago de la indemnización.

En el caso analizado, la Corte ordena el reintegro del trabajador al considerar que la terminación se presentó unilateralmente y sin acreditarse la existencia de una justa causa.

Si necesita información adicional, por favor no dude en contactarnos al correo electrónico al teléfono (1) 4847000

Carlos Sandoval, Socio de People Advisory Services – carlos.sandoval@co.ey.com

Alejandra Fernández, Gerente de People Advisory Services – alejandra.fernandez@co.ey.com