Sociedades Comerciales de Beneficio e Interés Colectivo (BIC)

Descargue: Law Alert – sociedades comerciales de beneficio e interés colectivo

Las Sociedades Comerciales de Beneficio e Interés Colectivo o BIC fueron creadas mediante la Ley 1901 de 2018, sancionada el pasado 18 de junio, siguiendo la tendencia internacional de generar un instrumento que permita a las sociedades comerciales actuar en procura del interés de la colectividad y del medio ambiente, en adición al desarrollo de sus actividades con fines de lucro. De esta manera generan un triple impacto: financiero, social y ambiental.

Cualquier sociedad comercial, existente o futura, independientemente de su tamaño, actividad o naturaleza jurídica, puede adoptar voluntariamente la condición de sociedad BIC, mediante una reforma estatutaria que adicione su razón o denominación social con la expresión Sociedad Comercial de Beneficio e Interés Colectivo o BIC; así como el objeto social con los actos de interés colectivo que pretenda adelantar.

Las BIC no constituyen un tipo societario nuevo, de manera que las sociedades que adopten dicha denominación, continuarán sujetas a las obligaciones corporativas que les sean aplicables y a su mismo régimen tributario. En todo caso, los administradores deben preparar anualmente un reporte sobre el impacto de la gestión de la sociedad, el cual debe presentarse a la asamblea y ponerse a disposición del público; y tener en cuenta en todas sus actuaciones el beneficio e interés colectivo establecido en sus estatutos, lo que constituye una ampliación a su régimen de responsabilidad.

Estas sociedades tienen, entre otras, las siguientes características en materia social y ambiental: (i) una remuneración salarial razonable para sus trabajadores y subsidios para capacitar y desarrollar profesionalmente a sus trabajadores; (ii) opciones para que los trabajadores tengan participación en la sociedad, a través de la adquisición de acciones; (iii) diversidad en la composición de sus juntas directivas, equipo directivo, ejecutivo y proveedores, con el fin de incluir en ellos personas pertenecientes a distintas culturas, minorías étnicas, creencias religiosas diversas, con distintas orientaciones sexuales, capacidades físicas heterogéneas y diversidad de género; (iv) efectúan auditorías ambientales sobre eficiencia en uso de energía, agua y desechos; (v) supervisan las emisiones de gases invernadero generadas a causa de su actividad empresarial e implementan programas de reciclaje o de reutilización de desperdicios; (vi) utilizan sistemas de iluminación energéticamente eficientes y otorgan incentivos a los trabajadores por utilizar en su desplazamiento al trabajo, medios de transporte ambientalmente sostenibles; e (vii) implementan prácticas de comercio justo.

La Superintendencia de Sociedades es competente para declarar a solicitud de parte, mediante decisión administrativa, la pérdida de la calidad de sociedad BIC. Esta decisión será inscrita en el registro mercantil de la Cámara de Comercio del domicilio de la sociedad.

Si necesita información adicional, por favor no dude en contactarnos al correo electrónico al teléfono 4847000

Ximena Zuluaga, socia líder de Servicios Legales- ximena.zuluaga@co.ey.com

Camila González, gerente senior de Servicios Legales – camila.gonzalez@co.ey.com

Juan Sanint – gerente de Servicios Legales – juan.sanint.escobar@co.ey.com