La mejor estrategia digital es el capital humano

La naturaleza de los negocios está en constante cambio y por esta razón la frecuencia con la que las organizaciones invierten en sofisticadas herramientas de análisis de datos para estar a la par de la transformación, ha aumentado. Sin embargo, sin el elemento humano, las compañías no podrán extraer la mayor utilidad a cualquier dato, software o elemento tecnológico.

Los volúmenes cada vez más grandes de datos disponibles y un mundo con mayor dependencia de la tecnología, generan que las compañías que desean mantenerse al ritmo del cambio y estar preparadas para la disrupción, inviertan fuertemente en herramientas que caminan de la mano con la transformación digital. Según una encuesta que realizó EY con Forbes Insights, el 66% de las compañías globales invierten más de $5 millones de dólares en software analíticos y el 78% de las organizaciones están de acuerdo en que los análisis de datos, le agregan valor a los negocios.

A pesar de que la inversión en tecnología hace parte del presupuesto de las compañías, estas tienden a no aprovechar todo el potencial de estos insumos. De hecho, solo el 0,5% de los datos se analizan. Para el Comité de Cuentas Globales de EY, “las organizaciones están invirtiendo fuertemente en la tecnología digital para capturar datos, pero a menudo luchan por obtener el valor de la cosecha”. Entonces, ¿cuál es la solución?

Lo primero que se debe tener en cuenta es que es un error equiparar la inversión en estrategia digital con tecnología. El foco de la capacidad digital en las organizaciones, debería estar en el análisis que los humanos son capaces de hacer con los datos que obtienen de las herramientas. Analizar la información recopilada con un lente humano es la verdadera ventaja comercial, sin el elemento humano, la tecnología es solo un medio para crear bancos de información.

Obtener todo el potencial de los datos y análisis no es fácil, lo que puede explicar por qué las empresas tardan en adaptarse al nuevo mundo impulsado por los datos. La investigación de EY y Forbes descubrió que el 89% de las organizaciones están de acuerdo con que la gestión del cambio es una barrera para la obtención de valor. Por ello, EY identificó áreas clave que las organizaciones pueden tener en cuenta para construir una estrategia empresarial adecuada para el mundo digital:

  • Estrategia y liderazgo: hacer que los datos, el análisis y la innovación sean un imperativo estratégico, en el que la transformación se dé a través de la innovación, la tecnología y los datos. La visión para energizar y sostener las actividades de datos y del análisis de estos debe provenir de una visión de cómo la estrategia de la organización puede necesitar cambiar.
  • Procesos organizacionales: la cultura, las capacidades e incentivos de las compañías deben cambiar y estar abiertos a procesos de transformación.
  • Análisis de consumo individual: Las compañías deben lograr comprender a profundidad a los usuarios para que, con base en los cambios, puedan alimentar o replantear la estrategia y los procesos.

La transformación exitosa de una organización, debería comenzar en la parte superior. Si los directivos de una compañía no están convencidos del valor de la unión entre tecnología y capacidad humana, otras áreas de la empresa se resistirán más fácil a los nuevos enfoques. Se trata de  un tema de coherencia, confianza y transparencia, en la medida en que el mensaje y la manera de actuar de la dirección estén en la misma línea, va a generar confianza en los empleados e incluso los empoderará para tomar decisiones, de manera transparente

El director de análisis global de EY, Chris Mazzei, identificó cuatro competencias que un líder en transformación digital debe tener:

  1. Experiencia empresarial: comprensión de la industria y dónde o cómo se crea el valor.
  2. Innovación: identificar dónde hay oportunidades para impulsar el cambio en el modelo de negocio.
  3. Arquitectura de soluciones: identificar dónde aplicar análisis y poder cerrar la brecha entre los equipos de negocios y técnicos
  4. Creación de redes humanas: crear una gran cantidad de relaciones con las partes interesadas para generar la transformación.

A pesar de toda la tecnología, las personas son el núcleo de cada iniciativa exitosa. El juicio humano respaldado por lo digital y los datos es lo que crea un valor real a partir del análisis y la resistencia humana podría ignorar valiosos aportes. Un cuestionamiento riguroso dará lugar a mejores respuestas y producirá soluciones adecuadas para el propósito de cada compañía. Para EY, un mejor entorno de negocios significa resolver problemas grandes y complejos de la industria, y aprovechar oportunidades para asegurar resultados que permitan crecer. Consideramos que la innovación es el arte de hacer que las cosas difíciles sean fáciles, al trabajar juntos, podemos ayudarles a diseñar mejores soluciones y a entregar resultados duraderos.