Colombia y Japón subscriben Convenio para Evitar la Doble Imposición

El 19 de diciembre de 2018 los gobiernos de Colombia y Japón suscribieron un Convenio para Evitar la Doble Imposición (“CDI”), del cual recientemente se ha conocido su versión en español. El CDI trae disposiciones que podrán ayudar a reducir la tributación en las transacciones entre estos países.

 

Consulte el texto del CDI aquí

 

A continuación, presentamos algunos de los temas más relevantes del CDI:

 

  • En línea con la iniciativa de Base Erosion and Profit Shifting (“BEPS”) de la OCDE, el preámbulo del CDI establece que su propósito es prevenir la doble tributación sin crear oportunidades para la no imposición o de reducción e impuestos mediante la evasión o elusión tributarias (incluido el treaty shopping), así como seguir desarrollando sus relaciones económicas y reforzar la cooperación en materia tributaria entre ambos países.

 

  • El CDI contiene una regla que impide su aplicación a entidades transparentes (a menos que el ingreso sea tratado como ingreso de un residente de un Estado contratante bajo la legislación doméstica del respectivo Estado).

 

  • Igualmente, el CDI incluye un “saving clause” para asegurar que el CDI no limite la aplicación de la legislación tributaria doméstica de un Estado en relación con sus propios residentes (con ciertas excepciones).

 

  • Los fondos de pensión reconocidos son considerados como residentes bajo el CDI.

 

  • En caso de una doble residencia de personas jurídicas, no se establece una regla de desempate, y serán las autoridades de impuestos de los países quienes deberán ponerse de acuerdo para determinar el país de residencia. En ausencia de acuerdo, la persona jurídica no podría beneficiarse del CDI.

 

  • En relación con las normas sobre establecimiento permanente (“EP”), el CDI sigue los lineamientos BEPS, pues establece una cláusula de anti-fragmentación y expande las situaciones en donde se puede presentar un EP de agente, para incluir aquellas en las que el agente desempeña habitualmente un papel principal en la conclusión de contratos. Así mismo, el CDI establece que todas las excepciones de actividades específicas deban cumplir el requisito de ser preparatorias o auxiliares.

 

  • El CDI incluye una cláusula de propósito principal, así como una cláusula de limitación de beneficios (“LOB”). La cláusula LOB se enfoca principalmente en los beneficios de los artículos 7(5) (distribuciones de EPs), 10 (Dividendos), 11 (Intereses), 12 (regalías) y 13 (ganancias de capital). Adicionalmente, se incluyó una regla anti-abuso para EPs situados en terceras jurisdicciones.

 

  • Bajo el CDI, se incluyen los siguientes límites de tarifas de retención en la fuente por rentas pasivas:

 

Ingreso  Límite de retención Situación
Dividendos 0% Si el beneficiario efectivo es un fondo de pensiones reconocido.
10% Cualquier otro caso en que el beneficiario efectivo es residente del otro estado contratante.
15% Dividendos pagados por una entidad colombiana a partir de utilidades que no fueron sujetas a tributación a nivel corporativo, o dividendos pagados por una entidad japonesa que sean deducibles en la determinación del impuesto japonés.
Intereses 0% ·      Intereses cuya propiedad efectiva es del otro Estado (una subdivisión o autoridad local), el Banco Central, o una entidad de propiedad de los anteriores (o alguna de estas es quien garantiza la deuda).

·      Intereses cuya propiedad efectiva sea de un banco, respecto de deudas con un término de al menos 3 años.

·      Intereses cuya propiedad efectiva sea de una entidad financiera de un Estado y son pagados por una entidad financiera del otro Estado.

·      Intereses cuya propiedad efectiva sea de un fondo de pensiones.

·      Intereses cuya propiedad efectiva sea de un residente del otro Estado como parte de una venta a crédito de maquinaria o equipo.

10% Cualquier otro caso donde el beneficiario efectivo es residente del otro Estado.
Regalías 2% Cuando el beneficiario efectivo del otro Estado recibe el pago por el uso o derecho de uso de equipo industrial comercial o científico.
10% Beneficiario efectivo residente del otro Estado recibe pagos por cualquier otro tipo de regalías.

 

  • Distribuciones realizadas por un EP colombiano a su oficina principal en Japón, deberán estar sujetos a tributación a una tarifa del 15%, si la distribución es realizada a partir de utilidades que no estuvieron sujetas a tributación a nivel del EP, o 5% en otros casos.

 

  • Bajo el CDI, pagos derivados de la prestación de servicios técnicos, asistencia técnica y consultoría, no son considerados como regalías, como sucede en algunos CDIs firmados por Colombia en el pasado.

 

  • Las ganancias de capital que resulte de la venta de acciones, intereses en sociedades de personas (“partnerships”) o fidecomisos (“trusts”) será grava en el Estado de la fuente como se describe a continuación:

 

Tributación aplicable a la ganancia en el país de la Fuente. Situación
Sin limitación Cuando el 50% o más del valor de las acciones se derive de propiedad inmueble localizada en el país de la fuente.  Basta que esta condición se verifique en cualquier momento durante los 365 días anteriores a la enajenación.

Sin embargo, no aplicará tributación bajo esta regla en el caso de que las acciones o cuotas de interés sean transadas en una bolsa reconocida y el contribuyente y personas relacionadas poseen el 5% o menos del tipo de acciones o cuotas de interés.

10% de la utilidad Cuando el que realiza la transferencia posee directa o indirectamente una participación del 10% o más en el capital de la entidad de la cual se están disponiendo las acciones. Basta que esta condición se verifique en cualquier momento durante los 365 días anteriores a la enajenación.

Sin embargo, los fondos de pensiones reconocidos no estarán sujetos a tributación en el país de la fuente bajo esta regla.

 

  • El CDI contiene una cláusula especial en relación con las sociedades en comandita (en el caso de Japón, Tokumei Kumiai) y acuerdos similares. Bajo esta regla, cualquier ingreso percibido por el socio comanditario, puede ser gravado por un Estado contratante, de acuerdo con las normas locales, siempre que ese ingreso sea de fuente en dicho Estado contratante y al mismo tiempo sea un ítem deducible en la determinación de la utilidad gravada de quien hace el pago en ese Estado contratante.

 

  • Para que el CDI entre en vigor se deberá cumplir con el trámite de aprobación interno. Lo anterior incluye que el Congreso Colombiano lo apruebe mediante ley. Posteriormente, la Corte Constitucional deberá revisar la constitucionalidad de la ley. Una vez los anteriores procedimientos sean agotados, los países procederán a realizar el canje de notas diplomáticas correspondientes, reportando que han completado los procedimientos internos requeridos.

 

Si necesita información adicional, por favor contáctenos. Teléfonos: 4847000 – 4847103 o al correo electrónico contactoey@co.ey.com

Cordialmente:

Luis Orlando Sánchez
Socio de Impuestos Internacionales
luis.sanchez.n@co.ey.com

Zulay Arévalo
Gerente de Impuestos Internacionales
Zulay.Arevalo@co.ey.com

Andrés Millán
Gerente de Impuestos Internacionales
Andres.Millan.Pineda@co.ey.com